3 técnicas que les funcionan a nuestros alumnos

Más de mil alumnos han pasado ya por nuestros cursos. Aparte de este hecho, ya de por sí valioso, el hecho de tener ya una cartera de clientes produce otro fenómeno curioso: los alumnos nos van diciendo lo que les funciona y lo que no:


“Sergio, a mí lo del subrayado genial”


“Lo mejor la comprensión lectora”


“La técnica de memoria de asociación la uso mucho y me va bien”


“los mapas mentales y conceptuales me van bien”


“Ahora me concentro mejor, aprovecho mejor el tiempo”


Etc.


En base a toda la información que recibimos, te sintetizo tres métodos de estudio y aprendizaje que funcionan:


Explicar mientras estudias.


Este método, desarrollado por RIchard Feynman, consiste en ponerte casi desde el principio en la piel de un profesor. El método sigue una serie de pasos lógicos que explicamos en nuestros cursos.


Básicamente consiste en estudiar brevemente, pero de forma activa un texto e inmediatamente tratar de explicarlo para que te entienda cualquier persona. Podemos explicarlo por escrito, en voz alta, o en voz alta y escribiendo en la pizarra. Como si estuviéramos dando una clase.


Podemos complementar esta técnica con aprender a tomar apuntes de forma activa y compleja con herramientas como NOTION.


El subrayado como guía visual.


Este método (cuya correcta utilización sería larga de contar en este post) es realmente una técnica visual de comprensión y organización. En contra de los agoreros que hoy día dicen que el subrayado no es una técnica tan buena, nosotros defendemos que lo es cuando se hace desde nuestra perspectiva.


Básicamente tienes que olvidarte de la idea de pensar que subrayar es marcar TODO lo que deberías aprender. El subrayado debe ser algo así como un INDICADOR de ideas. Una guía visual de cómo está organizado el conocimiento. Para hacer esto no hace falta subrayar muchas palabras, como ya saben nuestros alumnos.


Se puede hacer de varias formas y con varios tipos de materiales, pero la premisa básica es que MENOS es MÁS.


Los esquemas y resúmenes como repaso activo.


La mejor forma de usar los llamados esquemas es de forma activa. ¿Qué quiere decir esto? Lo que suele hacer el alumno estándar es hacer un esquema mirando al texto para luego usarlo como material de repaso. Esto está muy bien y por supuesto podemos hacerlo.


Pero es mucho más potente usarlo para AUTOEXAMINARNOS. Por ejemplo, hago una buena comprensión lectora y subrayado, repaso un poco y luego, sin mirar, al texto, intento hacer un mapa conceptual. Cuando creas que no recuerdas nada más, vuelvo al texto y completo, modifico o corrijo, o vuelvo a iniciar el proceso.


El estudio, de esta forma, es unas cuatro veces más efectivo.



Estas son algunas de las técnicas que funcionan.


Te explicamos todas las demás en nuestros cursos.


La próxima convocatoria es en Semana Santa, concretamente los días 9-10-11-12 de Abril.


Como siempre, para todos los niveles a partir de Secundaria: ESO, Bachillerato, Universidad y Oposiciones.


Como siempre, 12 intensas horas repartidas en cuatro días, 3 horitas de nada cada día. El curso está estructurado para sacar el máximo rendimiento a cada una de las horas. Totalmente práctico.


Te enseñamos todos estos métodos de estudio ACTIVO, además de enseñarte a que tú mismo trabajes tu atención, tu motivación y tu gestión del tiempo.


No dudes en pedirnos información si ves que te encaja: formacion@gruposerves.com

76 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

¿Qué es más importante? ¿El qué o el Cómo? Es decir, ¿las metas o los sistemas? ¿Cuál es la diferencia entre ambas? Si tu objetivo es sacar un 8,5 en el próximo examen, tienes una meta. Si para conseg